GUACAMAYA » Un ave muy sociable y de plumaje colorido

Advertisement

La guacamaya es un ave conocida por su hermoso y colorido plumaje. Esta suele alimentarse de semillas, por lo que se considera parte de los animales granívoros; siendo estos aquellos que basan su alimentación en granos y semillas.

Advertisement

Dado que este animal herbívoro se alimenta de semillas, posee un pico grueso que le permite quebrar fácilmente las cáscaras y obtener así el alimento. Además, esto les ayuda a trepar por las ramas de los árboles, con la ayuda de los dedos de sus patas.

Guacamaya: todo lo que debes saber

la guacamaya

Advertisement

Estas encantadoras aves son conocidas en el reino animal por su plumaje y además, por los sonidos que emiten; en donde incluso pueden llegar a imitar algunas palabras humanas. Son animales granívoros puesto que su alimentación se basa en semillas; sin embargo, también se alimentan de otros alimentos que encuentran en su ecosistema.

Características: tipos, aspecto, plumaje y comportamiento

características de las guacamayas

La guacamaya es un ave que posee una amplia variedad de especies, se tienen registradas unos 18 tipos de guacamayas en todo el mundo aproximadamente. Y además, poseen diversos géneros entre los que se clasifican.

  • Ara
  • Anodorhynchus (también conocido como Guacamayo Jacinto; son totalmente azules).
  • Cyanopsitta (conocido como Guacamayo de Spix).
  • Primolius
  • Orthopsittaca (llamado también guacamayo de vientre rojo).
  • Diopsittaca

En general, existen muchas más especies de guacamayas, además de las nombradas con anterioridad.

Aspecto físico de una guacamaya

Se caracterizan principalmente por mantener un plumaje colorido, entre los que destacan amarillo con azul, rojo, verde; todos estos con tonalidades muy vivas.

Otra de sus principales características es que poseen un pico grueso que les permite destruir las cáscaras de las semillas que consumen. Además, cuentan con fuertes dedos en las patas que utilizan para ayudar a sostener el alimento, y además, treparse con facilidad en los árboles y ramas.

Por otro lado, su cola es larga e igual de colorida. Y, además, cuentan con distintivos colores faciales, que son únicos en cada una de las especies. Miden aproximadamente unos 80 centímetros de longitud; sin embargo, hay algunas que pueden llegar a alcanzar los 120 centímetros.

Comportamiento

Las guacamayas son unas aves muy sociables, por lo que cuando alcanzan la edad adulta, consiguen una pareja y se unen a un grupo. Este por lo general suele estar conformado por 30 guacamayas, sin embargo, se han visto casos en donde hay incluso 100.

Además, se dice que es una de las pocas especies que practica la monogamia, es decir, permanecen con su pareja de cría, y realizan actividades que fortalecen su vínculo; como por ejemplo, compartir comida, acicalarse, entre otras.

Otra de sus características relacionadas con su comportamiento, es que a pesar de todo son dóciles y han sido domesticadas en el transcurso de los años. Sin embargo, esta acción ha hecho que varias especies se encuentren en peligro de extinción, debido a su caza desmesurada.

En general son aves muy inteligentes. Emiten una amplia variedad de sonidos, con los cuales se comunican con sus semejantes; y además, son capaces de imitar sonidos o palabras humanas.

La guacamaya es un ave diurna, por lo que en las noches suele dormir y en el día vuela en grupo para buscar zonas en donde alimentarse.

¿En dónde habitan?

hábitat de la guacamaya

El hábitat de la guacamaya se centra en las selvas tropicales, sin embargo, también podemos conseguirla en zonas boscosas, o sabanas.

Suelen ubicarse en el continente Americano, específicamente en América Central, América del Sur y México. Por ejemplo en la selva amazónica, es un sitio en donde se encuentran prácticamente todas las especies de guacamayas, entre muchas otras aves y animales en general.

Dada la situación actual de las guacamayas, en donde algunas se encuentran resguardadas en cautiverio, o son adquiridas por personas para domesticarlas, pueden ser encontradas en prácticamente todo el mundo.

Alimentación: ¿qué come una guacamaya?

que come una guacamaya

Dado que son animales granívoros, las guacamayas se alimentan prácticamente de semillas y nueces. De hecho, anatómicamente su pico está diseñado para ayudarlas a destruir las cáscaras duras.

Sin embargo, existen otros alimentos que incluyen en su dieta, como lo son las frutas, hojas y tallos. De hecho, se dice que algunas especies de guacamayas, ingieren algunos alimentos como por ejemplo las semillas de Hura crepitans que contienen sustancias tóxicas, pero que su organismo soporta.

Además, en su mayoría suelen comer arcilla, la cual encuentran en las orillas de los ríos, y según diversos estudios, lo hacen para neutralizar esas toxinas que consumen. Sin embargo, otros estudios indican que lo hacen, puesto que es una fuente potencial de cobalamina, conocida popularmente como vitamina B12.

Reproducción: ciclo de vida y periodo de gestación

reproducción guacamayas

La guacamaya es un animal herbívoro que puede llegar a alcanzar hasta los 70 años. Sin embargo, todo dependerá de las condiciones en la que se encuentre su hábitat y alimento, que le proporcione una buena salud y vida.

Como bien se ha dicho, son especies monógamas, por lo que cuando alcanzan la madurez sexual y se aparean, suelen crear su nido en lo más alto de algún árbol, de preferencia con el tronco marchito.

Suelen poner de 2 a 3 huevos, los cuales la hembra encubará durante un periodo de 25 días aproximadamente; mientras el macho se encarga de cuidar y buscar el alimento. Los pichones suelen abandonar el nido cuando alcanzan los 3 meses.

Depredadores más frecuentes

guacamayas depredadores

Por lo general los principales depredadores de las guacamayas, son las aves rapaces. Sin embargo, en menor medida, animales como los jaguares, algunos monos, serpientes y otros, pueden llegar a atacarlas.

En el caso de los huevos, son vulnerables a muchos animales como otras aves, serpientes, y una amplia variedad de reptiles. Por ello, suelen hacer sus nidos en la copa de los árboles, tratando de disminuir posibles ataques.