RUMIANTES » Herbívoros con cuatro estómagos

Advertisement

Advertisement

Cuando hablamos de rumiantes nos referimos a animales de alimentación herbívora cuadrúpedos, aquellos que poseen cuatro estómagos. Los cuales consumen grandes cantidades de vegetación al día, alimentándose solo de hojas y pastos. Son animales que son capaces de amamantar a sus crías. Y poseen algún tipo de cornamenta que puede llegar a perder en algún punto de sus vidas.

Poseen una complejidad particular en su estómago. En primer lugar consumen el alimento y luego proceden a realizar la rumia. Que consiste en regurgitar la comida en parte digerida para luego remasticarla y agregar saliva. Dentro de este grupo de los rumiantes encontramos a los bóvidos, los cérvidos, los jiráfidos y los camélidos.

Advertisement

Así mismo, están los camélidos y los équidos, que a pesar de ser rumiantes no entran en esta categoría. Solo por no poseer las características propias de los verdaderos rumiantes, tanto el pre estómago, así como, los cuernos.

Tipos de animales rumiantes

rumiantes

Dentro de este grupo de animales encontramos a distintas especies entre las que se destacan los bóvidos, los cérvidos, los jiráfidos y los camélidos. Es importante conocer cuales animales entran en cada uno de estos grupos.

Bóvidos

  • El principal animal en este grupo es la cabra, el cual posee un pelaje mediano de textura áspera. Como sub especie podemos encontrar a la cabra montés, la cabra montés de Creta, y la de angora. Así mismo, el bisonte pertenece a este grupo de bóvidos, el cual puede llegar a medir más de un metro de altura. Y posee cuernos en forma de gancho, lo que los hace muy particulares. Los más comunes de este grupo son el Toro, la Vaca, el antílope y los búfalos.

Cérvidos

  • En esta sección encontramos a los alces, los cuales miden dos metros de altura y llevan cuernos aplanados. Hallamos al ciervo común, el cual habita en manadas en los bosques europeos y americanos. Conocido habitualmente como Venados, con cuernos grandes y pronunciados. Los cuales no dejan de crecer a lo largo de toda su vida.

Jiráfidos

  • En este grupo principalmente se encuentra la jirafa, animal de gran tamaño, alrededor de los seis metros. En donde solo su cuello representa la mitad de su tamaño. Su piel posee distintas tonalidades de color, entre marrón y blanco. En este grupo se encuentra también los okapi, rumiante muy similar a las jirafas.  pero con un cuello menos alargado y cuernos recubiertos de piel.

Camélidos

  • Entre los camélidos se encuentran la llama y la alpaca, animales muy similares pero con grandes diferencias. La llama tiene una joroba, el cual puede habitar en zonas semidesérticas y zonas montañosas. En el caso de la alpaca ha sido un animal usado en trabajos de carga. En donde de igual manera se consume su carne y se utiliza su lana.

Características de los animales rumiantes

La principal característica de los animales rumiantes es el hecho de poseer cuatro compartimientos en sus estómagos. En esta categoría pareciera que permanecieran consumiendo alimentos todo el día.

Es importante conocer que el aparato digestivo de los rumiantes posee particularidades en extremo curiosas. Ya que desde el esófago hasta el duodeno poseen cuatro compartimientos, en donde acumulan y digieren sus alimentos.

los-rumiantes

Así mismo, son animales con cuatro patas con metacarpianos y metatarsianos colocados en un solo fragmento. Los machos poseen los característicos cuernos, siendo este mucho más grande que el de las hembras. Los dientes en estas especies contienen molares y premolares bastante desarrollados.

Sin embargo, no poseen los incisivos característicos de los carnívoros. Aunque si podemos encontrar unos tipos de dientes en forma de espátula que son ideales para deglutir la hierba.

¿Cómo es su hábitat natural?

Al ser animales herbívoros con sus particularidades gástricas, necesitan trasladarse o permanecer cerca de pastizales o campos. En donde sean capaces de alimentarse adecuadamente. Los rumiantes los podemos encontrar en muchos lugares alrededor del mundo, solo exceptuando la Antártida y Australia. Sin embargo, la gran mayoría de sus especies son originarios de Europa y Asia.

Se han logrado adaptar a climas tropicales y templados, podemos hallarlos ubicados en praderas o cadenas montañosas. De igual manera son comunes habitantes de las praderas. Es así como han logrado adaptarse a cualquier tipo de medio. Muchos de estos animales se han domesticado y en su gran mayoría los podemos encontrar bajo estas condiciones.

La alimentación de los rumiantes

La alimentación de estos animales siempre dependerá de la especie a la cual nos estemos refiriendo. Pero en general consumen grandes cantidades de hierbas, las cuales adquieren de las plantas, por esta cualidad son catalogados como animales folívoros y a su vez herbívoros. Es su sistema digestivo que los hace particulares, ya que son capaces de obtener energía de plantas que otros herbívoros no logran.

El proceso digestivo de estos animales les permite alimentarse de forma rápida, y guardar el alimento. Lo que les da la ventaja de protegerse de los depredadores y lograr rumiar con mayor tranquilidad.